Plan de manejo de Diabetes: Tu guía para vivir con diabetes

Información actualizada sobre el coronavirus: según los centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC) de los E.E.U.U., las personas viviendo con diabetes pueden tener un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave por COVID-19. Si tienes diabetes, te invitamos a tomar precauciones adicionales durante la pandemia.

 

A pesar de que no existe cura para la diabetes, ésta puede ser manejada con éxito. Considérate capitán de tu equipo de atención médica y aprende lo que necesitas saber y así mantener tu diabetes controlada.

 

"Trabajar con tu equipo de atención contra la diabetes te ayuda a controlarla eficazmente, prevenir complicaciones graves y mantenerte al día con los avances en el tratamiento", dice Jennifer Litaker, educadora en diabetes del Hospital Houston Methodist.

 

Todos los días, la educadora en diabetes recomienda lo siguiente:

  • Monitorea y mantén el registro de tu glucosa en sangre. No hay un número "correcto" de mediciones diarias. En ciertas ocasiones, como cuando se te diagnostica por primera vez, tendrás muchos beneficios de monitorear los niveles de glucosa varias veces al día, ya que podrás conocer tu rango saludable.
  • Realiza siempre el seguimiento de tus medicamentos. Ten en cuenta las recomendaciones de tu equipo de atención, en cuanto a las dosis y el momento adecuado de usar tus medicinas y terapias.
  • Ejercicio. La actividad frecuente es importante para el control de peso y la salud en general.
  • Examina tus pies. "Debido a que eres propenso al entumecimiento, infecciones y la mala circulación, tus pies son vulnerables a problemas de salud que deberían detectarse de manera temprana", explica Litaker.

 

Retoma tu compromiso con el autocuidado de la diabetes, bien sea semanal o mensualmente

Cada semana o mes, asegúrate de considerar las opciones saludables que te permiten controlar la diabetes:

  • Pésate. Mantener un peso normal te facilitará lograr un buen control de la glucosa en sangre.
  • Desarrolla y sigue un plan de alimentación saludable. Planifica menús y compra con anticipación. Con esto evitarás comidas de última hora, que pueden no encajar en una dieta saludable.
  • Encuentra un grupo de apoyo para la diabetes. Obtener ayuda de otras personas que atraviesan los mismos desafíos que tú puede ser un paso importante para mantenerte coherente con la forma en que manejas tu diabetes.

 

Consulta a tu equipo de atención en diabetes, varias veces al año

Cada tres o seis meses debes programar una visita al médico para evaluar el control y rutina para el tratamiento de tu diabetes.

 

En esta visita, tu médico debe:

  • Realizar un análisis de sangre de hemoglobina A1C, que mide el promedio de glucosa en sangre de los últimos tres meses
  • Registrar tu peso
  • Tomar tu presión arterial, ya que las personas con diabetes son susceptibles a las enfermedades del corazón

 

También debes asegurarte de programar una revisión dental. Las personas con diabetes tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de desarrollar enfermedad e infección de las encías.

 

Hazte un chequeo general de salud al final del año.

Cada año, programa un chequeo general y un examen de la vista.

 

En tu chequeo anual, asegúrate de que tu médico de atención primaria:

  • Analice tu orina para detectar cualquier signo de enfermedad renal
  • Realice un examen médico de tus pies
  • Detecte tus niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre
  • Te aplique una vacuna contra la gripe y que además actualice tus vacunas contra la neumonía, el tétanos y la hepatitis B.

 

"Vacunarse es importante ya que la diabetes puede debilitar tu capacidad de combatir enfermedades e infecciones", dice Litaker.

 

También debes programar un examen anual de la vista, ya que la diabetes te pone en riesgo de complicaciones de la visión.