¿Cómo afecta el estrés crónico al cuerpo?

Todos sentimos estrés de forma constante, ya sea a causa de problemas familiares, del trabajo, de enfermedades y de cualquier circunstancia que la vida nos presente. Sin embargo, el estrés puede ser bueno en pequeñas cantidades.

 

En momentos de mucha necesidad, el cortisol, nuestra principal hormona del estrés, se convierte en el primer aliado del cuerpo, ya que nos prepara para responder en una situación de lucha o huida. La adrenalina, otra hormona activada por el estrés, hace latir el corazón, eleva la presión arterial, tensa los músculos y mantiene nuestra mente hiperconcentrada en el asunto en cuestión; pregúnteselo a quienes juran que el trabajo les sale mejor cuando lo hacen a último momento.

 

Pero a largo plazo, el exceso de algo bueno no es beneficioso para el cuerpo. El estrés crónico aumenta considerablemente los riesgos de enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y otras enfermedades crónicas. También puede causar problemas tales como dolores de cabeza tensionales, disfunción sexual y caída del cabello. También puede tener un impacto devastador en la salud mental.

 

En la infografía siguiente, vea 13 efectos del estrés en el cuerpo:


Chronic Stress Infographic