Cómo curar los huesos más rápido

Los resultados físicos de una fractura de hueso son bastante obvios. El dolor no para, debido a la hinchazón. Hay inflamación, ya que los músculos ahora deben trabajar horas extras. Y ni hablar de cuando empeora el dolor o hinchazón, al intentar terminar tareas básicas en menos tiempo.


Probablemente se desate una batalla mental, incluso más frustrante que el dolor.


La mayoría de las veces, una ruptura ósea conlleva una clara pérdida de movilidad y/o capacidad para realizar tareas básicas. Y aunque pueda ser gratificante que en tu hogar cocinen, limpien y hagan todo en casa durante tu reposo, no tarda el momento en que llegas a un punto crítico.


Entre el sentimiento de culpa y/o aburrimiento, y la frustración ante la independencia perdida por tener un hueso roto, aparece la pregunta: ¿Qué puedo hacer para que este hueso sane más rápido?


"Es normal preguntarse esto ante los inconvenientes de una fractura; aunque la respuesta es potencialmente insatisfactoria. La realidad es que la forma más rápida de curar un hueso roto es seguir de cerca las instrucciones indicadas por tu médico", dice el Dr. Ashvin Dewan, cirujano ortopédico del Hospital Houston Methodist. "En lugar de buscar formas de acelerar la recuperación, recomiendo comprender el proceso de sanación de los huesos, para así saber qué comportamientos optimizan su curación, y evitar más bien cualquier actividad que interfiera inadvertidamente en la rehabilitación”.


¿Cómo se curan los huesos?
“Tras la ruptura de un hueso, el cuerpo aísla el sitio de la fractura para protegerlo, e inunda el área con los nutrimentos que promueven la curación. A medida que avanza la rehabilitación, el organismo comienza a depositar hueso nuevo en el área afectada. Este hueso nuevo se endurece durante las próximas semanas. Una vez endurecido y curado, el hueso se remodela, reforma y se limpia en el transcurso del año siguiente, explica el Dr. Dewan”.


En promedio, un hueso roto puede tardar entre seis y ocho semanas en sanar, antes de que pueda volver a usarse. En el caso de los niños, puede ser más rápido. El proceso puede tardar para los adultos mayores o aquellas personas con alguna condición de salud subyacente, como diabetes.


"La curación de un hueso roto toma tiempo. Pero existen tres temas principales a tomar en cuenta para recuperarnos en la forma más rápida posible", dice el Dr. Dewan.


Los tres pasos clave para una curación ósea más rápida son:

  • Alineación de los fragmentos de huesos rotos
  • Estabilidad y soporte en el sitio de la fractura, mediante inmovilización.
  • Elegir un estilo de vida saludable que promueven la curación

3 formas de curar huesos más rápido

Es mucho más fácil que un hueso sane si los dos fragmentos están alineados entre sí. En algunos casos, el hueso se rompe y los fragmentos permanecen alineados. En otros casos, los fragmentos se desplazan durante la rotura, se desalinean y tu médico tiene que restablecerlos manualmente.


"Asegurar la alineación adecuada de los fragmentos óseos es un primer paso importante. Y aunque se debe mantener la alineación adecuada durante el curso de la curación, los dos próximos pasos se convertirán en tu enfoque principal durante las próximas semanas. Desafortunadamente, estos pueden ser difíciles de cumplir", añade el Dr. Dewan.


Después de romperse un hueso, sales de la clínica con algo de equipo para tu rehabilitación y muchas instrucciones. Y tu mejor apuesta será usar ese equipamiento y seguir las indicaciones, sin excepciones.


1. Tómate en serio la inmovilización del área afectada
Es comprensible que uno de los mayores desafíos de este tipo de recuperación sea permanecer inmovilizado durante un período largo. Pero también es una de las cosas más importantes que puedes hacer para tu rehabilitación.


"Inmovilizar incorrectamente un hueso roto puede retrasar absolutamente su curación. Si las instrucciones de tu médico fueron no soportar peso durante dos semanas, mantén tu hueso alejado de cualquier carga. Incluso si un peso ligero no causa dolor, esto puede generar un estrés innecesario en el punto de fractura", advierte el Dr. Dewan.


La inmovilización, además de proporcionar la estabilidad que ayuda a proteger el sitio de la fractura y mantener los fragmentos alineados, también ayuda a promover el proceso de curación y reduce la hinchazón dolorosa.


2. Concéntrate en tu dieta
Mientras esperas que tu hueso sane, hay cosas que puedes hacer para evitar retrasos y tener una curación más rápida y sin contratiempos.


"Gran parte del proceso de curación ósea depende de la biología que rodea el sitio de la fractura. Se requiere mucho para promover la recuperación y la formación de hueso nuevo. Así que comer una dieta saludable, ayudará a tu cuerpo a tener los nutrimentos, vitaminas y minerales necesarios para respaldar la biología de curación ósea", explica el Dr. Dewan.


Una dieta saludable está llena de verduras, frutas, proteínas magras y agua. En particular, el calcio, la vitamina D y las proteínas serán importantes durante el proceso de curación de los huesos, así que te invitamos a concentrarte en las fuentes de alimentos ricos en estos nutrimentos, incluidas las verduras de hoja verde oscura, el brócoli, el pescado, la carne, el yogur, las nueces y las semillas.

 

"En el caso de las personas más jóvenes, se debe obtener cantidades suficientes de estos importantes nutrimentos mediante una dieta bien equilibrada. La ingesta adicional de vitamina D o calcio no necesariamente acelerará la curación", dice el Dr. Dewan. "Sin embargo, las personas mayores, así como las que tienen deficiencias de vitaminas, pueden beneficiarse tomando vitamina D, con un suplemento de calcio".


3. Si fumas, estás pasando por una excelente oportunidad para dejarlo
Por último, el Dr. Dewan nos advierte que el fumar puede ralentizar completamente la rehabilitación.


“Sabemos que fumar tiene un impacto importante en la biología ósea, porque afecta negativamente la función de las células que crean y forman hueso nuevo. Siempre es perjudicial para la salud, pero, mientras se cuida un hueso roto, se convierte en un perjuicio adicional", finaliza el Dr. Dewan”.