Tres consejos de los expertos para adultos que viven con enfermedad congénita del corazón

Muchos adultos viven con enfermedad congénita del corazón y no reciben la atención especializada que esta condición exige para vivir una vida larga y saludable.

“Muchos defectos congénitos del corazón se reparan en etapas muy tempranas de la vida de una persona, cuando son niños o adolescentes. Si tú eres un adulto viviendo con algún defecto congénito del corazón y que fue reparado hace muchos años, quizá no estés enterado del todo pero necesitas atención especializada para continuar tu vida de manera saludable”, advierte la Dra. Valeria Duarte, especialista en enfermedades congénitas del corazón en adultos del Hospital Houston Methodist, y añade que, “lo mismo aplica para un adulto a quien le acaban de reparar su defecto congénito de corazón”.

Esto es porque, incluso después de una reparación exitosa, un defecto congénito del corazón coloca a la persona en mayor riesgo de desarrollar complicaciones como:

  • Ritmos cardíacos anormales (arritmias)
  • Falla cardíaca
  • Infecciones del corazón (endocarditis)
  • Problemas valvulares en el corazón
  • Hipertensión pulmonar
  • Infarto al miocardio
     

“Adicionalmente, las personas con defectos congénitos del corazón pueden requerir procedimientos adicionales durante su adultez”, agrega la Dra. Duarte.

Si tú eres un adulto viviendo con algún defecto congénito del corazón, es importante que comprendas muy bien tu condición, cómo afecta tu estado actual y futuro de salud y cómo puedes mantenerte saludable a largo plazo.

La Dra. Duarte está aquí para compartir sus recomendaciones como experta y ayudar a vivir saludablemente a todos los adultos que padecen enfermedades congénitas del corazón.

Para prevenir complicaciones de defectos congénitos del corazón, se necesita de un especialista 

Sin importar si el defecto congénito del corazón que padeces sea simple o complejo, o si fue reparado cuando eras niño o adulto, hay pasos que debes seguir para asegurar un buen estado de salud que te mantenga fuera del hospital, para que continúes haciendo todo lo que te gusta.

Además de acudir regularmente a checarte con un médico, es necesario atender con frecuencia a un especialista en enfermedades congénitas del corazón en adultos para aminorar las complicaciones comunes que se dan en estas condiciones.

“Un especialista en defectos congénitos del corazón está entrenado para tratarte. Entiende tu condición a detalle, conoce el potencial de complicaciones a largo plazo, y puede monitorear de manera proactiva dichas complicaciones”, explica la Dr. Duarte. “El especialista ayuda también a optimizar tus medicamentos conforme tu condición vaya cambiando con el tiempo”. 

Las complicaciones más frecuentes de las enfermedades congénitas del corazón en adultos son las arritmias y la falla cardíaca. Los especialistas en estos defectos son expertos en imagenología, vigilancia y pruebas de diagnóstico, que se necesitan rutinariamente para examinar la salud de tu corazón y detectar algunas de estas complicaciones antes de que puedan llegar a ser amenazantes para la vida. Otro asunto muy común que hay que monitorear es la disminución en la capacidad de realizar ejercicio físico. 

“La frecuencia para realizarse chequeos con un especialista en defectos congénitos del corazón se basa en el caso específico de tu condición. Alguien con un defecto simple puede que no necesite más que una consulta por año. Sin embargo, adultos con defectos complejos o que requieren de hospitalizaciones constantes, pueden requerir ser vistos por el especialista en múltiples ocasiones al año. La mayoría de las personas necesitan ser revisadas al menos una vez al año”, comenta la Dra. Duarte. “Nuestra meta es siempre mantener tu salud y optimizarla de manera tal que estés fuera del hospital y muy saludable en tu casa”. 

Es importante que sepas como tú condición afecta el resto de tu salud 

El especialista es quien mejor conoce tu condición, sin embargo, hay componentes clave que tú debes saber también.

“Yo siempre les pido a mis pacientes que memoricen tres o cuatro aspectos particulares sobre su condición, por ejemplo, cuándo fueron diagnosticados y qué cirugías les han practicado para corregir su condición”, explica la Dra. Duarte y añade que, “de esta manera, en caso de que experimentes signos de alguna complicación relacionada con tu condición y necesites ir a la sala de urgencias, puedas pasar esta información vital al médico de urgencias, y así ayudarlo a darte la atención específica que tú necesitas”. 

Los síntomas más comunes que llevan a urgencias a una persona con defectos congénitos del corazón incluyen:

  • Dificultad para respirar
  • Palpitaciones del corazón (sentir que va muy acelerado el corazón)
  • Edema de extremidades inferiores (hinchazón en las piernas)
  • Capacidad disminuida para hacer esfuerzo físico

    Además, tener algún defecto congénito del corazón puede afectar la forma en la que administras tus cuidados diarios.  

    “A veces puede pasar que un paciente tiene un brazo que no da lecturas precisas de presión arterial y si este es tu caso, necesitas decírselo siempre a los médicos al ingresar a una sala de urgencias para que no midan la presión en dicho brazo o para que no se alarmen por lecturas anormales de presión sanguínea”, advierte la Dra Duarte. “Adicionalmente, un electrocardiograma (ECG) se puede ver muy diferente de lo que es considerado normal, así que tener a la mano un ECG comparativo puede ser muy útil para los médicos de urgencias”.

    También es importante consultar al especialista en defectos congénitos del corazón antes de realizarse cualquier cirugía o de un embarazo. Por ejemplo, es importante checar si necesitas usar antibióticos antes de cualquier procedimiento dental. 

    “Tu condición puede impactar otras cirugías que requieras, hay factores específicos sobre tu condición cardiaca que se necesitan considerar para planear tu tratamiento”, explica la Dra. Duarte. “Si estás embarazada, tu especialista en defectos congénitos del corazón necesita monitorear tu embarazo muy de cerca para evitar complicaciones y debe estar involucrado en las conversaciones con tu ginecólogo para juntos planear el nacimiento del bebe”. 

    Asegúrate de tomar los pasos para que tu corazón viva saludablemente 

    Además de entender bien tu condición y recibir la atención médica que necesitas, hay conductas de estilo de vida que puedes llevar a cabo en casa por ti mismo y que te ayudarán a mantenerte saludable.

    “Cualquier adulto que viva con algún defecto congénito del corazón está predispuesto a complicaciones cardiacas y vasculares, por ello es fundamental estar comprometido con un estilo de vida y hábitos saludables, tales como hacer ejercicio regularmente y llevar una dieta saludable”, recomienda la Dra. Duarte. 

    Cualquier cantidad de ejercicio es mejor que nada, pero intenta realizar 150 minutos de actividad de moderada a intensa cada semana. Esto incluye ejercicio como caminar, trotar, nadar, pedalear o jugar algún deporte que te guste.

    Cuando se trata de alimentación para mantener sano el corazón, la Dra. Duarte recomienda:

    • Limitar la sal
    • Evitar alimentos fritos
    • Comer muchos vegetales
    • Limitar los alimentos ultraprocesados, incluyendo carbohidratos y carnes procesadas 

    “Para aquellos adultos que viven con algún defecto congénito del corazón, llevar una vida normal requiere de realizar pasos adicionales para mantener su corazón sano”, afirma la Dra. Duarte. “Ha habido grandes avances médicos que han ayudado a muchos niños con enfermedades de defectos congénitos del corazón a sobrevivir hasta la edad adulta, pero esos adultos aún necesitan cuidados especializados para continuar viviendo una buena vida con salud”.